jueves, 2 de febrero de 2012

Balneario Xamena - Salta

A pocos minutos del centro de la ciudad de Salta se encuentra el camping municipal-balneario Xamena, la pileta más grande de sudamérica rodeada de gente haciendo asados y compitiendo por la música más estruendosa. Ahí llegamos un Lunes de Febrero para festejar los 4 años de Indi, el hijo de Jorge.


Carpas y más carpas a lo largo de todo el predio.


Son las 12 del mediodía. Pies agotados, buscando un poco de aire.


Señoras y señores: la pileta más grande de Sudamérica, miles y miles de personas zambulléndose sin ducha ni revisación médica.



Es muy probable que si encuentra un auto en esta situación con el stereo a punto reventar salga del mismo alguna melodía de los Wachiturros.



Casi nos instalamos en un lugar pero al notar que el vecino instalaba su radio a pilas decidimos seguir buscando...



Sin quedarse atrás con la temporada marketinera de la costa, unas promotoras de Talca arrastran por el ripio gaseosas para vender a posibles victimas de una detonación por sacudimiento.



Venta ambulante de inflados



Venta no ambulante inflada.



Los bañeros siempre listos cuidando un mar de gente.



Salvavidas, la profesión del pito y el bronceador.



La sede del balneario.



No sólo hay asados en el predio también hay cocina al disco, a la olla y tantas otras formas que dejarían a Francis Mallman como un pelele.



Gente y sus formas...



Intimidad...




La pileta y sus juegos.



El homenajeado del día: Indigo!



Llegó la lluvia, una gota, luego dos. Pero Jorge dijo: Acá no se va nadie, esto no se termina!



Una tormenta de polvo, pánico, pitos sonando, gente corriendo...diez minutos después habían desaparecido las 3000 personas de la pileta.



Nos quedamos todos, por varias horas más, las mejores: solos, bajo la lluvia. Como si nunca hubieran existido esas multitudes que convoca un Lunes de Febrero la pileta más grande de Sudamérica.

2 comentarios:

mar dijo...

Buenisimas las imagines nico!!

Anónimo dijo...

me encanto!!1 beso. Monse.